sábado, 26 de noviembre de 2011

No Voy a Disculparme

Todos los que nos dedicamos a una actividad que tiene que ver con el arte, sea artista o artesano, necesitamos tener algo que nos inspire, cada trabajo que hacemos tiene su pequeña historia, para mi, fue una inspiración para hacer esta talla leer los tres primeros libros, pertenecientes a una saga de esta artista de las palabras. Sus personajes, aventuras y vivencias, en un mundo de fantasía, que bien podrían ser verdad.


Cuando lo estaba tallando, tenia la extraña sensación de que las tenia a todas alrededor de mi mesa observándome; Mel a mi espalda tomando nota de todo, María elogiando la belleza de las tallas que veía por el taller, la pequeña Alejandra sentada sobre la mesa, sin perder detalle de lo que yo hacia, mientras jugueteaba con un trocito de madera en forma de dado que siempre está allí, Carla pendiente de Alejandra en todo momento para que no pusiera sus manitas muy cerca de las gubias, y el resto de las chicas, observándome con cara de admiración y comentando entre ellas, lo impresionada que se quedaría Mila cuando lo viese.

Y creo que lo conseguí…, impresionarla…, esa fue la sensación que me trasmitieron sus palabras.

 Foto realizada por Mª José Garrido García

Cuando terminas un trabajo, y recibes tantos halagos, te das cuenta lo que tu trabajo significa, lo que los demás te valoran, y hace que sigas para delante sin plantearte nada mas, eso vale más que todo el oro del mundo.

Gracias Mila Martínez, sigue deleitándonos con tus personajes y sus aventuras, y algún día nos encontraremos delante de un Beso de Luna.   

4 comentarios:

Mila Martínez dijo...

El Beso de Luna te espera, querida Begoña. Allí estaremos todas, compartiendo...

Tallina dijo...

Deseándolo estoy Mila, espero que sea pronto... Besines.

javier dijo...

Siempre he disfrutado con todas las manifestaciones del arte y aquello que se realiza con tanto cariño y esmero. Y tú eres una gran artista. Un abrazote.

Tallina dijo...

Gracias Javi, tu tambien eres un artista de las palabras...